The Culling: Los juegos del hambre y Battle Royale hecho videojuego

Tenía previsto publicar esto este martes con el lanzamiento del juego en Early Access, pero los muy graciosos de Xaviant Games, creadores de The Culling, decidieron sorprender a los jugadores y publicar el juego unos días antes del tiempo previsto. Yo ya tenía el artículo preparado, pero aquí en MuchoGamer tenemos los artículos organizados para su publicación y tampoco era plan de desorganizar los días que tenemos previstos. Muy divertido Xaviant Games, habéis dejado mi artículo medio obsoleto.

Bueno, espero que lo disfrutéis igual aunque ya hayáis podido tener acceso al juego antes de leer esto. Pero os recuerdo que esto es sobre la Alpha que se realizó casi dos semanas atrás, y como todavía no tengo acceso al juego que han publicado en Early Access, el cual imagino que será idéntico a lo que he jugado, no puedo asegurar que sea todo igual. Así que sin más dilatación os dejo con el artículo.

1456547452_maxresdefault

Si has visto la excelente película japonesa denominada Battle Royale, o la versión más «light» y «para todos los públicos» de la misma temática conocida como Los Juegos del Hambre, algún momento habrás fantaseado con un juego de un estilo similar. Parece incluso extraño que no hubiera todavía ningún juego que hubieran basado su jugabilidad en una temática Battle Royale como las dos obras cinematográficas que mencioné.

Hoy esa espera ha finalizado, bueno, hoy no, ya se puede acceder a su Early Access desde unos días atrás – doy gracias de nuevo a Xaviant Games. Yo ya he tenido la ocasión de jugar a la Alpha cerrada durante el fin de semana del 29 al 31 de febrero, y la experiencia me ha parecido magnífica. Hablemos de cómo sobreviví a ese Battle Royal y cómo funcionan las cosas en esa «arena».

El planteamiento es muy simple: colocar a 16 jugadores en un mapeado bastante grande en el que poder explorar, fabricar armas y equipos, recoger suministros, cazar a otros jugadores… Todo en 25 minutos y con muerte permanente. Si mueres pronto, tranquilo, puedes abandonar la partida ya mismo e irte a buscar otra que empezar, o bien puedes quedarte como espectador viendo cómo juegan los demás supervivientes. Pero eso me lo han contado, yo no he muerto y para ello esta imagen de aquí abajo. Venga, es broma, he muerto varias partidas, es muy difícil ganar con tanta competencia y cierto toque de aleatoriedad.

437220_2016-02-28_00012

Porque una imagen vale más que mis alardes de buen jugador.

La verdad es que el poder ganar es algo realmente difícil de predecir, hay mil y una maneras de morir por cualquier cosa. Curiosamente la primera partida que gané no vi absolutamente nadie durante casi 20 minutos de juego y en los últimos 5 minutos me estuve enfrentando con el último superviviente, gané obviamente – ¿Qué os esperabais? Que esto de estar sin ver ningún jugador durante mucho tiempo no os asuste, porque ya os aviso de que no os vais a aburrir. Estaréis continuamente buscando suministros, mejoras, fabricando cosas, y cuándo más tiempo estés haciendo eso, más posibilidad tendrás de sobrevivir. Ah, y la tensión de poderte encontrar con otro jugador no faltará, yo me daba la vuelta cada 5 o 10 segundo por si alguien me seguía o si había algún jugador rondando cerca.

437220_2016-02-28_00003

Esta es más o menos la zona central del mapeado.

La tensión es uno de los mejores puntos de The Culling, actuar con mucha cautela y estar atento a todo será esencial para sobrevivir, y esto es posiblemente uno de los puntos más emocionantes del juego: la pura superviviencia con adrenalina. Ser apuñalado por la espalda, recibir múltiples disparos que no te esperas (a mí casi me matan del susto disparándome cuando tenía el volumen alto), salir volando por una carga de C4, explotar un barril de gasolina delante de tu cara mientras fabricas una bomba, morir intoxicado por un gas venenoso activado por otro jugador, que un jugador te empuje desde una colina muy alta, que te dejen ciego o inmóvil con un spray o taser y que abusen de ti con cualquier arma… En serio, hay mil maneras de morir y de que tú puedas matar.

Con tan solo dos días que disfruté casi al máximo, en un solo escenario ya viví muchas partidas diferentes, algunas ganaba, otras moría, pero todas con mis propias hazañas o desgracias que contar. En serio, podría estar aquí horas escribiendo y detallando cosas guays que me han pasado, porque he vivido un poco de todo. Me acerqué al enfrentamiento de dos tíos que he escuchado metiéndose tiros y luego liándose a hostias para meterme entre los dos cargarme a uno y que me mate el otro por la espalda, sí, fui gilipollas. Tras aprender la lección, varias partidas más tarde me vi en una situación similar, esperé a que muriera uno y fui a por el otro debilitado: éxito. He sorprendido a gente por la espalda, me lo han hecho a mí, he tendido trampas a otros, me las han tendido a mí…

437220_2016-02-28_00015

El escenario en el que transcurre la masacre es bastante grande.

Vale, dejemos de hablar de mis historias de soldado viejo y expliquemos más cómo funciona el juego. Como ya dije la zona en la que están los jugadores es inmensa al principio, digo al principio porque según pasa el tiempo el mapa se irá reduciendo de forma circular. Para su reducción el juego utiliza un gas tóxico al igual que lo hemos podido ver en la segunda parte de Los Juegos del Hambre o en los libros. La zona no se reduce gradualmente, sino que cuando llega a X tiempo, como por ejemplo 15 minutos, reduce una zona y la niebla gaseosa avanza, luego lo mismo con 10 minutos, luego con 5 y los últimos minutos la niebla ya consume casi todo el escenario, «encerrando» así a los últimos jugadores en el centro como una pequeña arena. Te preguntarás qué ocurre si el tiempo acaba, pues que todo el escenario queda consumido por el gas, por lo cual ganará el jugador que aguante más o mate antes al rival. Es algo que ya me ocurrió, fue divertido, y sí, gané.

437220_2016-02-29_00009

Cuando veas esa niebla verde no mires atrás y ¡CORRE POR TU VIDA!

Además del gas tóxico que consume el escenario, habrá repartido por todo el mapeado pequeñas bombas de gas, las cuales pueden ser activadas por los jugadores afectando a una pequeña área. Se pueden usar de manera estratégica, como por ejemplo si estás escapando, puedes activarla y salir corriendo para el lado contrario del cual está el rival, no se atreverá a adentrar en el gas para perseguirte – o sí en caso de ser un psicópata. También se pueden activar disparando, por lo que si hay un jugador cerca y lo quieres acojonar, eso sería genial, saldrá corriendo en cuanto vea el gas salir y el recipiente haciendo pitidos que suenan en tu cabeza como: «¡CORRE INSENSATO!». También cabe mencionar que el escenario estará limitado con unos campos de energía que yo al menos no me he atrevido a tocar, otro guiño a Los Juegos del Hambre.

El crafteo de armas y equipos no es muy complejo que digamos, pero está genial para la duración de las partidas, habiendo bastante variedad de objetos que fabricar. A pesar de que para la fabricación se utilicen tan solo dos recursos: rocas y ramas, es genial cómo han logrado que haya muchos objetos para crear. Mezclar dos ramas te proporciona un vendaje para curarte, dos rocas un cuchillo, tres una hacha, dos rocas y una rama una lanza, a la cual si le sumamos otra rama se vuelve un arco… Simplemente genial. Todo el crafteo estará limitado por una especie de energía que nos hará falta, se pude conseguir de cadáveres que no tienen porque haber muerto en esa misma partida, o también de contenedores de energía que habrán repartido por todos lados.

437220_2016-02-29_00008

Craftea con los poderes psíquicos que te permiten deformar objetos y por los cuales necesitas energía metal. Eso es lo que he deducido al menos, porque no es muy lógico eso de deformar piedras para montar una hacha solo con las manos.

 

El buscar recursos y equipos también tienen su importancia, ya que hay mucha variedad de armas, tanto de fuego como cuerpo a cuerpo de las cuales muchas serán mejor que las que fabriques, habrá incluso una moto-sierra. Además de otros artilugios muy interesantes, como una mochila para llevar más objetos, una armadura o incluso un radar que detecta el jugador más cercano. Esta clase de cosas se podrán conseguir de dos modos, una será explorando los varios edificios que hay repartidos por el mapeado, cada uno lleno de armarios que revisar en busca de algo. La otra es encontrar cajas de suministros, algunas se pueden abrir tranquilamente, pero la mayoría solo se abren gastando 50 puntos de energía, aunque por otro lado podemos gastar 100 y pedir que nos traigan mediante un helicóptero una caja con equipos que hayamos elegido previamente a la partida.

437220_2016-02-28_00014

Veamos quién es el primero que se acerca a esa caja para recibir un flechazo en la nuca.

Si encuentras muchas cosas y no tienes espacio puedes darle una utilidad, y es que tienes la oportunidad de vender todo lo que encuentres en máquinas que te darán energía a cambio. Al lado de estas máquinas habrá otra que te curará a cambio de energía. De todos modos, recuerda que todos los objetos los puedes lanzar, algo que viene genial para desarmar al otro jugador si tiene un arma de fuego o simplemente para quitarle vida. Lanzar un roca no sirve de mucho, pero lanzar una jabalina es jodido para el contrincante si le das.

El combate cuerpo a cuerpo tiene su cierto nivel de complejidad, ya que además de los ataques normales y cargados, habrá el bloqueo y empuje. Si bloqueas cuando un enemigo te vaya a atacar lo dejarás indefenso y podrás contraatacar, pero mientras defiendes este puede empujar y hacer que seas tú el indefenso. Esto le da un toque «piedra, papel y tijeras» curioso, teniendo que ser inteligente y habilidoso para atacar, bloquear o empujar según el momento.

437220_2016-02-28_00008

Acabamos de empezar con menos de tres minutos y dos novatos ya han muerto por suicidio.

Hay un detalle del juego que me encantó, y es que el marcador solo se puede observar en el cielo, algo de lo que también se han inspirado en Los Juegos del Hambre, donde se avisaba en el cielo con un mensaje mencionando quién había muerto y a manos de quién. Aquí lo que tendremos será el marcador en la parte sur del cielo (no sé si varía de dirección según otras circunstancias), en él se indicará qué jugadores siguen vivos, quienes han muerto y por quién, además de las muertes realizadas por cada uno. A todo ello se le suma un comentarista con un humor negro bastante entretenido. Por si estás en un edificio o cualquier zona cerrada que no te permite ver el cielo, los edificios también disponen de monitores en los que ver el marcador.

437220_2016-02-28_00010

Mira si doy miedo que el jugador que se ve en frente prefiere correr hacia la niebla que enfrentarse a mí.

Algo que me desilusionó del mapeado es que este no se genera aleatoriamente, algo que casi me esperaba, y de hecho en la alpha tan solo había uno disponible. Pero que esto no os preocupe, jugué unas 20 partidas en el mismo mapa y no me aburrí, y de hecho jugaría unas 50 partidas más. El mapa es demasiado grande para saber todo, tienes que echarle muchas partidas para conocerlo, de hecho al principio casi daba por hecho de que era aleatorio hasta después de muchas partidas y ver que la localización de los edificios no variaba. Eso sí, los objetos, cajas y demás serán aleatorios, obviamente.

Pero la cosa no queda ahí, el juego dispone de dos modos de juego además del tutorial, eso al menos en la Alpha que he tenido la ocasión de jugar. El modo Battle Royale con un único superviviente, y el modo por equipos, en el cual podemos entrar con un amigo e intentar sobrevivir frente a los otros 7 grupos de también 2 jugadores. Eso sí, recuerda que apareceréis aleatoriamente en el escenario y no hay mapa, por lo que encontrarse no es nada fácil y le da una emoción muy buena al asunto.

437220_2016-02-29_00004

Listo para la masacre. Créeme que acojona ver a un jugador viniendo a por ti con esa máscara y una motosierra. Y si no, que se lo digan a los que huyen al verme.

Obviamente jugarás con un personaje creado por ti previamente, el cual podrás vestir con diferentes prendas y accesorios que se irán desbloqueando aleatoriamente con cada partida jugada, se pierda o se gane. También podrás elegir habilidades pasivas como aparecer con una mochila en la partida, aparecer con un localizador, recuperar salud con el tiempo, hacer más daño por apuñaladas traseras, resistir mejor el daño de armas de fuego… Hay muchísima variedad de habilidades pasivas pudiendo elegir hasta tres según la alpha. Además, también deberemos elegir uno de los varios lotes de equipos que podemos solicitar por 100 puntos de energía.

437220_2016-02-28_00017

Me encanta el olor a bate de hierro ensangrentado por la mañana.

Ala, ya os he descrito todo el juego, si no os ha entrado ganas de jugar es que no os gusta los títulos competitivos o es porque os lo habéis imaginado mal. El juego es genial, la idea desde el primer tráiler que vi hace más de un mes me llamó muchísimo la atención, y ahora que he jugado la alpha me ha gustado todavía mucho más. Espero que me faciliten un código para jugar al Early Access, porque ahora tengo la necesidad de jugar casi siempre.

Desde luego es uno de los mejores juegos competitivos que he jugado nunca y con una idea realmente genial. Cada partida es única y realmente emocionante. Estoy deseando volver a echarle el guante. Qué bien empezamos el año. Bueno, me me llaman para salvar Manhattan en The Division, donde seguramente encuentre con más locos y desequilibrados mental para meter en la arena de The Culling.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *