Sagas que han ido a peor – Parte 2

Artículo

Cada año somos bombardeados por una cantidad ingente de juegos, muchos son buenos y otros muchos son malos. Pero lo verdaderamente malo es cuando la compañía de turno coge nuestra saga favorita y la transforma en una bazofia a través de sobreexplotarla, añadir mecánicas jugables que no pegan ni con cola, o simplemente por no saberlas llevar.

Y por ese motivo escribí “Sagas que han ido a peor” ya hace un tiempo. Dejé más de una en el tintero, por desgracia demasiadas, y es por eso que hoy vengo a continuar el trabajo con una segunda parte de más sagas que han sido criticadas hasta la saciedad por lo mal que han acabado.

 

Assassin’s Creed

huydjc2

En este tipo de discusiones sobre sagas, Assassin’s Creed no puede quedarse atrás. Hemos podido ver una evolución en esta saga que no nos ha acabado de gustar. Remontándonos a la primera entrega nos encontramos con un juego muy innovador y que nos da una libertad casi inconcebible por aquella época. Con la segunda entrega se mejoró aún más el tipo de juego que buscaban hacer de esta saga. Mejor historia, mejor jugabilidad, mejor todo.

Logicamente la popularidad de la serie era enorme y la gente reclamaba más y más, y ahí estaba Ubisoft para aprovecharse de la gallina de los huevos de oro. Lo que era una IP novedosa que le daba una brisa de aire fresco a la industria se convirtió en un juego anual que empezó a ser cada vez más y más criticado. Ya con la tercera entrega, un juego desde mi punto de vista muy bueno, atendemos al descenso de nivel de la saga. Había un hype generalizado y quizás fue eso lo que devaluó el resultado final, que siendo bueno, no lo fue tanto como querían los usuarios y, para colmo, el personaje principal no estaba a la altura y el credo se volvía casi una anécdota.

La actualidad no es mucho mejor. Con Black Flag la saga remontó un poco, con mucha mayor innovación, un personaje con gran carisma y barcos, muchos barcos. Lo que le seguiría sería la vergüenza para los fans de la franquicia. Nos encontraríamos con un nuevo título a medio hacer, que aún tenía que ser muy pulido y cuyo número de bugs dio para mil memes en internet. Así quedó vigente el desgaste de la saga y que Ubisoft ya solo hacía “caldito de pollo con la saga”.

 

Resident Evil

Resident-Evil-Operation-Raccoon-City-05-03-12-006
¡Yo te maldigo, Capcom!

Estamos ante un caso realmente abrumador para los más veteranos del mundillo. Cuando una saga “cambia de género” sin avisar es que algo ha ido muy mal. Resident Evil es uno de esos tristes casos, de survival horror al modo zombie de Call of Duty, solo que en tercera persona y con los personajes de Resident Evil.

Sí, es cierto que para mucho el sistema de controles de la saga necesitaba un gran lavado de cara y que resultaba en muchas ocasiones lento e insufrible. Hasta ahí de acuerdo, pero de mejorar controles a transformar el juego en un shooter puro y duro… Mal, muy mal por parte de Capcom. Ese toque de horror que conseguía la saga, esa historia interesante y que te sumergía en un mundo casi apocalíptico se fue al garete cuando nos dieron armas de asalto y oleadas de zombies. ¿En qué estaban pensando?

Ante la duda de los Revelations -aún no he tenido la oportunidad de jugarlos- nos encontramos con otro juego más de la saga que esta vez se han atrevido a confesar que solo es un shooter más, solo que “a lo Resident Evil”. Por las imágenes y vídeos que se han mostrado, pinta como un juego interesante para los fans de los zombies y el modo multijugador competitivo, pero eso no es Resident Evil. Esperemos que Capcom recupere la cordura y nos devuelva a los tiempos en que las armas no eran suficientes para sentirse seguros.

 

Tomb Raider

uELy5mU
La evolución de imagen de Lara. Un cambio brutal.

El caso de Tomb Raider es bastante relativo. El reboot de 2013 fue para muchos un gran juego -me incluyo- y para otros una bazofia indigna de la diosa Lara. Bien, en cierta manera ambas opiniones, bien argumentadas, son aceptables. Al fin y al cabo la variedad de opinión es sana, aunque en este caso es realmente raro esta división.

Por un lado estamos ante los que opinan que la saga ha mejorado y que, aunque haya perdido algunas dinámicas jugables de los clásicos, eso no significa que vayan a desaparecer. Sí, templos, ruinas, excavaciones, artefactos míticos… todo eso ha quedado en un plano secundario y lo han colocado de misiones secundarias por hacer un poco el paripé, pero no estamos ahora con eso. Lo que defienden estos aférrimos fans es que nos están dando un juego de calidad -siendo objetivos eso es indudable- y que la capacidad de la saga desde el reboot para evolucionar es altísima. Así, podremos ver a nuestra querida Lara evolucionar como aventurera desde su faceta más inocente hasta como la vimos en los juegos clásicos.

Por otro lado están los más críticos al respecto. Opinan que este reboot no es Tomb Raider y que se han unido a la nueva tendencia de retratar a chicas jovenes superándose a sí mismas -pensándolo bien es cierto- y que Lara no es así, sino más madura. También está el hecho de que en los juegos con los que cuenta el reboot, la evolución psicológica de Lara es mínima y mal construida, dejando a un personaje con bipolaridad y a una Rambo con coletas en los momentos de más acción. Por no mencionar la falta de exploración y que los pocos puzzles que hay son fáciles a más no poder.

 

Sonic

sonic_boom___sonic_and_tails___wallpaper_by_sonicthehedgehogbg-d80loxr

Si antes os hablaba de sagas relativamente tempranas -recordemos que PS1 es de quinta generación- ahora nos remontamos a un juego bastante más viejo y veterano. Sonic es sin duda el caso más triste de todos los que he nombrado hasta ahora. De ser un competidor directo en fama con Mario ha pasado a ser un erizo azul mutado con patas cada vez más largas y con compañeros dopados a base de esteroides.

Bien sabemos que mantener sagas tan viejas en un género tan clásico como el plataformero es muy difícil. Adaptar Sonic época tras época a nuevas mecánicas fue complicado y ha ido perdiendo parte de su chispa poco a poco. Pero hasta cierto punto lo hicieron bien. Llevar al 3D a Sonic fue un acierto en algunos juegos de la franquicia y pudimos ver al erizo azul de una forma distinta, y eso es algo que debió impresionar a más de uno que no podía imaginarse este juego en otro aspecto que no fuera 2D. Controlarlo tú mismo directamente en perspectiva trasera, alcanzar velocidades de vértigo, saltar grandes obstáculos y hacer esos increíbles loopings se convirtió en un atractivo para la saga.

¿Qué falló? Todo, sencillamente todo. Aún muchos fans de la saga nos preguntamos qué pensaban los desarrolladores para crear semejante aberración de títulos hechos casi a desgana. Hemos pasado de oír que habrá un nuevo Sonic y elevar nuestro hype, a oír que habrá uno nuevo y salir corriendo, con más estilo seguro que el actual erizo azul. Por no hablar del nuevo enfoque de diseño de los personajes que solo podemos ver como un atentado contra la memoria de los juegos clásicos.

 

Ya hemos podido ver que ninguna de nuestras más queridas sagas está exenta del peligro de caer en manos de unos desarrolladores que parecen haberles dejado el trabajo al becario de turno. Solo cabe esperar nuevas sagas interesantes y que las que aún quedan en buenas condiciones sigan así y evolucionen para mejor. Eso, o tirar de remakes y recuperarnos del sida provocado por las piernas a lo Beyoncé de Sonic.

News Reporter
Apasionado jugón desde la infancia. Amante del rock y el metal. Adicto a los buenos libros y a escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *