¿Se está muriendo el streaming?

Parecía fácil, era cuestión de darle al botón SHARE en la plataforma de Sony y en cuestión de segundos tu partida era retransmitida a todo el mundo. Sin embargo, ¿estamos ante el final del stream?

Hablo de ello porque cada vez da más la sensación de que se está muriendo las ganas de ver a otros jugar, quizás porque volvamos a la era “pre-stream” donde cada uno jugaba sin necesidad de comentar en vivo y en directo todo lo que sucedía o había que aderezarlo con comentarios jocosos.

Todo viene a raíz de la moda de “El Rubius” que comenzó haciendo gameplays para momentáneamente meterse en el mundo del streaming poco a poco. Aunque de esto saben más otras personas que han sido más asiduas, no hay que quitarle el mérito de haber visto en plataformas como Youtube o Twitch una forma distinta de compartir un juego con las grandes masas.

share_button_ps4

Llega un momento donde quizás también influya la duración de dichos streamings (muchos de ellos de horas) lo que hace que no tenga tanto tirón para un público acostumbrado a gastar de media una hora o menos a los videojuegos. A ello se le une las ganas de probarlo por uno mismo el “serve yourself” típico de las cadenas de comidas rápidas, y poder degustar el producto en primera persona.

Ahí entra el mundo del spoiler. Si vemos a una tercera persona jugar un videojuego que nos gusta o que tenemos interés en él, es una forma de verlo y de romper la magia de no saber nada a través del gratuito recurso del spoiler. Se va haciendo más y más fuerte la idea de probar algo sin saber ni obtener datos sobre un producto en una era que se caracteriza por la sobreinformación.

Hay muchos tipos de streaming, pero quizás el que más me gusta y el que más puede destripar a un juego es el “speedrunning” consistente en ver un juego a toda velocidad porque el streamer en cuestión se lo pasa entero. Desde la primera pantalla hasta el final, sin cortes y en el menor tiempo posible. De hecho hay campeonatos sobre el noble arte de ver de qué formas se puede atajar un juego. A través de mods y glitches podemos ver cómo se pasan Pokemon en menos de una hora.

Todo ello parece que está de capa caída. Quizás porque se busca una sorpresa, algo nuevo y como todas las novedades, el streaming era algo que llamaba la atención pero que poco a poco, y a falta de renovar su propio concepto, se queda algo extinto. Ahora bien otras plataformas como Periscope que tienen un componente más de red social (a través de comentarios en directo) pueden llevar la clave del siguiente paso del streaming: el streaming interactivo. Eso sí, de momento esta red social suele estar destinada para famosos que transmiten su vida en directo con posibilidad de cortes, pausas y de interactividad con los usuarios.

En conclusión, habría que darle más de una vuelta al streaming (como por ejemplo, mejorando la calidad de velocidad de éste a través de conexiones mejores) para que vuelva a ser lo que era: una punta de un iceberg llamado entretenimiento.

chicabits

Los videojuegos son mi hobbie desde que tengo memoria. Sin ellos, muchos mundos quedarían fuera de la única realidad limitada en la que vivimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *