No es malo todo lo que reluce en Konami

Seguramente el 2015 no ha sido el mejor año de Konami. Y no por circunstancias ajenas a su control, sino todo lo contrario. Desde las más altas esferas de la compañía se han tomado una serie de decisiones, como mínimo, controvertidas. El miserable trato hacia Hideo Kojima o la decisión de restringir sus lanzamientos en las grandes plataformas de videojuegos han sentado como una patada en el estómago al fandom. Sin embargo, no es polémica todo lo que reluce (o sí).
images Konami ha apostado por concentrar sus esfuerzos en las plataformas móviles y recreativas, dejando en un segundo plano los medios que la llevaron a lo más alto. ¿En qué se traduce esto?, en que prácticamente el abanderado de la compañía en las consolas de sobremesa y PC será Pro Evolution Soccer. PES se trata de una saga deportiva que se ha ido desgastando con los años. Si durante la época de Playstation 2, no había discusión acerca de quién era el auténtico rey, a partir de la pasada generación la tendencia cambió radicalmente. EA Sports revirtió la situación a través de una puesta en escena más realista para la franquicia de FIFA en contraposición a un estilo más arcade por parte de PES. Con el paso de los años, Konami intentaba con vanos esfuerzos recuperar su trono pero con una escasa innovación e intentando reproducir los grandes avances conseguidos por FIFA. La distancia era cada vez mayor y la adquisición de grandes licencias como la Champions League o la Copa Libertadores no terminaron por funcionar.

header

A día de hoy nos encontramos con PES 2016,un videojuego que utiliza como motor el Fox Engine, muy bonito a la hora de recrear las facciones de los jugadores pero que no da la talla en lo que a simular el deporte rey se refiere. Cada vez que el balón toca las mallas, una especie de onda sísmica se apodera de la portería y los jugadores parecen ancianos intentando girarse sin romperse la cadera; de esta última característica también adolece FIFA en los últimos años y es un tema que ya empieza a tocar las narices a más de uno.

Repasada una vez la situación en la que se encuentra la saga, Konami ha decidido plantear el siguiente escenario: versiones gratuitas de PES tanto para consolas y PC como para dispositivos móviles. Los micropagos “no obligatorios” están a la orden del día en estas nuevas entregas, los fallos que arrastra desde hace tiempo la saga son los mismos pero hay que reconocer una cosa: la fórmula funciona. Sobre todo en el caso de la versión móvil, ya que se trata de un juego de gran calidad, intuitivo, sencillo y adictivo totalmente gratis.

descarga

En una suerte de PES Manager, Konami nos ofrece la posibilidad de crear y dirigir nuestro equipo desde la parte más táctica. A pesar de todo, no se enfanga en disquisiciones (gracias Mariano) demasiado pesadas o complejas. Se convierte en un título más estándar, accesible a un mayor número de personas y sin perder un ápice de calidad. Además, por si fuera poco, a todo ello hemos de añadirle el juego online que expande todavía más sus límites.

Konami no ha hecho las cosas de la mejor manera en los últimos meses. No obstante, entre toda la porquería que se ha soltado alrededor de la mítica compañía, es de ser justos reconocer que lo que ha propuesto la compañía nipona ha sido todo un acierto. Algunos dirán que es un triste y pobre trato a una gran saga en pos de ceder el liderato absoluto a FIFA y esto no tiene porqué ser malo. 2K Games lleva años con la corona del baloncesto virtual sin oposición y cada una de sus entregas supera a la anterior (en nueva generación, por supuesto). NBA Live intentó resurgir de las cenizas con sus últimas entregas y el varapalo todavía resuena en Electronic Arts. Toda mi infancia la he vivido a través de PES 2, 4 y 2008 pero prefiero ver como una de las grandes sagas de mi infancia sigue existiendo de una manera muy distinta a como la conocía que verla morir de la peor manera posible.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.