Imaginando “The Order 2”

Si algo positivo tiene el hecho de que el primer título de una saga no sea tan exitoso, es que hay mucho margen de mejora con el que sorprender a los consumidores… ese es el caso del primer título para PlayStation 4 de Ready at Dawn. No queremos adelantarnos demasiado en el tiempo, ya que la veracidad de las hipótesis pueden verse comprometidas si damos demasiados pasos, así que vamos a centrarnos en el futuro de la segunda entrega de la saga.

¿The Order 2? Lo dudamos. Lo más sensato sería acompañar el nombre de los diferentes juegos de la supuesta trilogía con una fecha que reflejase el periodo en el que se desarrolla la historia, como ya han hecho con el primer juego (algo que Ready at Dawn tenía en mente desde el principio, seguramente). Dicho esto, empecemos a nombrar los elementos que, según nosotros, cambiarán en la segunda entrega:

  • Cinemáticas menos intrusivas: si de algo se han quejado muchos medios, es del exagerado número de cinemáticas, que aparecían cada dos por tres para cortar de cuajo el desarrollo de la acción. Un número de cinemáticas más reducido y tal vez menos horas de vídeo ayudarían a dotar de fluidez a la experiencia, algo que al estudio responsable de la saga le interesa enormemente para resarcirse.
  • Mayor duración jugable: no es que el juego en términos generales dure poco (se sitúa en la media del género), pero el número de horas en el que interactuamos realmente es bastante bajo. Es muy posible que Ready at Dawn se tome muy en serio la duración real de su juego, ya que ha sido un aspecto duramente criticado por la prensa especializada.
  • Quick Time Events menos frecuentes: que los últimos compases del juego se resumiesen en quince minutos de QTEs no es algo que muchos estemos dispuestos a admitir. Si las cinemáticas intrusivas resultan molestas, un número excesivo de QTEs puede lograr el mismo efecto. No pedimos que eliminen por completo esta característica, pero es necesario que la releguen a un segundo plano jugable.
  • Más TPS y menos paseos irrisorios: los segmentos jugables están bastante desaprovechados. La faceta TPS, así como el gunplay, son muy satisfactorios a pesar de no aportar nada nuevo, y es una lástima que el juego invierta una buena dosis de tiempo en ponernos a los mandos de un protagonista pasivo que se pasa el día paseando por diferentes estancias. Que aprovechen más lo que mejor funciona.
  • Un armamento más variado: las armas de The Order son cuanto menos sorprendentes y derrochan espectacularidad, pero su número es insuficiente. Un buen puñado de armas más y la posibilidad de cargar con más de dos a la vez dotarían de varios enteros a una experiencia que necesita ser arcade para seguir funcionando.
    Más exploración: los escenarios del título son, pese a su espectacularidad, demasiado lineales. Nadie está pidiendo un sandbox, pero es necesario que la experiencia lineal de la primera entrega se despida para dar paso a una experiencia lineal más densa que anime al jugador a aventurarse por los diferentes recovecos de los escenarios. De hecho, en varios momentos el juego nos brinda la posibilidad de explorar algunas zonas en busca de objetos importantes, los cuales incluso podemos inspeccionar, pero estas zonas suelen pecar de monótonas y ser solo en lugares puntuales.
  • Más variedad de enemigos y mejor IA: The Order no se encuentra en desventaja con respecto a la media de los TPS en ese aspecto ni mucho menos, pero creemos que es necesario dotar de variedad al plantel de enemigos y mejorar su inteligencia artificial, que peca de básica y de no ofrecer pautas imprevisibles.
  • ¡Adiós a las franjas negras!: tal vez nos esperábamos más de 800p a estas alturas, pero un par de franjas intrusivas no son la solución. Si hay que elegir entre una resolución obsoleta y esa “perspectiva cinematográfica”, nos quedamos con lo primero.
  • Jefes finales con más sentido: los bosses son pocos (menos de los que algunos se imaginan) y están muy desaprovechados. Una buena batalla con un boss es sumamente gratificante, por lo que ese aspecto no debe volver a descuidarse en futuras entregas.
  • ¿Multijugador?: en “MuchoGamers” no somos simpatizantes de las experiencias multijugador metidas con calzador en detrimento de la calidad de la campaña, pero si tienen buenas ideas para dotar al sucesor de The Order de una buena experiencia online… ¿por qué no?

¡Ya tenéis nuestras previsiones para la segunda entrega de The Order! ¿Daremos en el clavo? Solo el tiempo tiene la respuesta.

Nagato

Jugador empedernido. Amante de los juegos de ciencia-ficción y las aventuras gráficas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.