Gurús de la industria #1- Hideki Kamiya

Estrenamos nueva sección en la que echaremos un vistazo a la carrera e influencia de algunas de las mentes creativas más brillantes en el mundo de los videojuegos, cuyas obras cambiaron el panorama para siempre. En esta ocasión, el padrino del hack n’ slash y cabecilla de Platinum Games: Hideki Kamiya.

kamiya

Las gafas de sol en la oficina son muy importantes.

El joven Kamiya empezó su andadura en la industria como desarrollador en Capcom, siendo una pieza clave en la planificación jugable del primer Resident Evil de PlayStation, aunque su momento de gloria llegaría con su secuela, Resident Evil 2, el primer juego que dirigió personalmente, considerado como una joya por todos los fans de la franquicia. Años después y a la entrada de la sexta generación, Kamiya se encargó de redirigir la primera versión de Resident Evil 4 (de Shinji Mikami), aunque terminaría convirtiéndolo en un juego mucho más cargado de acción y chulería: Devil May Cry, para PlayStation 2. Se trata de una obra pionera en el género de los hack n’ slash y de toda una demostración de estilo. A pesar de ello, las raíces de Resident Evil se dejaban notar en el título: se mantuvieron los ángulos de cámara fijos por los escenarios y la presentación en general albergaba elementos de horror. De hecho, algunos temas musicales de Devil May Cry terminaron en la versión final de RE4 -colaboró también en el diseño de Resident Evil 0-.

Pero tras tanto no-muerto y ambientes claustrofóbicos, Kamiya se dio cuenta de que los juegos de terror no le gustaban y que realmente lo suyo eran los juegos de acción frenéticos y estilizados. Su posterior trabajo fue Viewtiful Joe (GameCube, PS2), juego con el que experimentó con el beat ’em up en 2D, con estupendos resultados. También se encargó de escribir la historia de Viewtiful Joe 2 y su spin-off en Nintendo DS, Viewtiful Joe: Double Trouble. En 2004 Capcom fundó el equipo independiente Clover Studio, que llevaría a la luz juegos de culto como GodHand o la siguiente obra maestra de Kamiya, Okami: una aventura al más puro estilo zeldero con un apartado artístico sublime inspirado en la religión sintoísta en el que encarnamos al dios lobo Amaterasu.

a869161d6a46f8d429d16316b5cec5ca3098d5be

Para muchos el mejor trabajo de Kamiya hasta la fecha.

Poco después del lanzamiento de Okami Clover Studio fue disuelto y la mayoría de sus miembros fundarían un nuevo equipo independiente, Platinum Games. En sus primeros años de vida se firmó un contrato por múltiples juegos con SEGA, trayéndonos títulos tan interesantes como Vanquish (el cual dirigió como colaborador Shinji Mikami), aunque probablemente el más remarcable fue Bayonetta (PS3, Xbox 360), en el cual Kamiya revisitó la fórmula Devil May Cry que a tantos millones de jugadores había enamorado haciéndolo todo más directo y frenético, con una historia sencilla pero una protagonista tan sensual como llena de carisma. Su también increíble secuela, Bayonetta 2, lanzada en exclusiva para WiiU, también fue supervisada por Hideki. El mismo contrato con Nintendo tuvo como resultado en 2013 The Wonderful 101 (Wii U), una obra poco conocida pero muy alocada y especial que mezcla elementos de estrategia con el clásico machaca-botones marca de la casa.

La cantidad de IP’s e ideas revolucionarias que Hideki Kamiya ha puesto sobre la mesa en década y media es apabullante, elevando el listón cualitativo no sólo en los juegos de acción sino en la industria en conjunto. En la actualidad, Kamiya se encuentra trabajando en Scalebound, RPG de acción y mundo abierto con cooperativo y dragones que será lanzado en 2017 en exclusiva para Xbox One.

92510586-vollbild

Un vistazo a la próxima obra de este genio.

Nagato

Jugador empedernido. Amante de los juegos de ciencia-ficción y las aventuras gráficas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.