Epic Games sigue con su demanda contra un menor de 14 años

Epic Games demanda a menor

La demanda contra el joven sigue adelante a pesar de las alegaciones de la madre por ser menor

En noviembre de 2017 salió a la luz la noticia de que Epic Games había demandado a un menor de edad, jugador de Fortnite, por el uso de trampas en el propio juego. O en otras palabras, por modificaciones ilegales y la creación de trabajo derivativo no autorizado.

Fortnite Battle Royale es el juego en el que el menor hizo uso de trampas

Todo esta situación comenzó cuando el jugador, conocido bajo las siglas C.R., utilizó un servicio de bots con la finalidad de hacer perder las partidas a varios streamers de Twitch. El joven jugador estaba asociado a una página web conocida por el nombre de Addictive Cheats y a su servicio de bots, el cual puede costar entre 5 y 15 dólares.

Según las normas del juego de Epic Games, esto va en contra de los acuerdos de licencia de usuario de Fortnite y en contra de la ley de derechos de autor.

Según la documentación sacada a la luz por Epic Games, el joven de 14 años había sido expulsado en más de una docena de ocasiones. Al parecer, la compañía no conocía la verdadera edad del demandado en el momento que se inició el proceso judicial, pero aún tras desvelarse este dato, la empresa ha decidido seguir adelante.

Alegaciones de la madre en contra del proceso judicial y argumentaciones por parte de la empresa para seguir adelante

El joven acusado alegó ser menor de edad y la madre de este presentó una carta ante el juzgado para darle importancia a este hecho y expresar su disconformidad con el juicio

“Creo que, debido a su falta de habilidad para evitar trampas y que otras personas modifiquen el juego, están usando como cabeza de turco a un niño de 14 años para hacer de él un ejemplo”

La madre también argumentó que Epic Games no puede probar que C.R. (su hijo) haya modificado el código del juego; que Epic hizo público el nombre real del menor; que Epic no puede probar que se le hayan causado determinados daños y perjuicios; y que el contrato de uso no se puede aplicar a un menor porque no se dio la autorización de los tutores legales.

El juez que lleva el caso ha interpretado la carta como una solicitud de desestimación de la demanda presentada en contra del menor, pero la compañía ha defendido su posición ante el juez haciendo uso del siguiente argumento:

“Ninguno de esos supuestos es relevante” y solicitad que la demanda siga adelante y que no se acepte la solicitud de desestimación del acusado”

La decisión final ahora está en manos del juez, que deberá elegir si la demanda debe seguir tal y como quiere la empresa de Epic Games, o en su defecto debe ser desestimada como sugieren los tutores legales del menor.

¿Estás a favor o en contra de que el proceso judicial siga adelante?

 

¡Manteneos atentos a la web para estar al día de todas las noticias sobre videojuegos y tecnología!

Yunith

Persona, dibujante y pintora. Me gusta escribir y la fotografía. Estudiante en gráfica publicitaria. Gran amante de los videojuegos y firme defensora de estos como forma de arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.