EGX 2015: Impresiones Eitr

El fenómeno indie ya no es ningún misterio hoy en día, los proyectos por estudios independientes están teniendo una fuerte influencia en la industria, eso nos lleva a disfrutar de muchas joyas que nacen de la cabeza algunos desarrolladores. Hoy en día eso tiene tanta importancia que los eventos de videojuegos siempre tienen stands dedicados a títulos indies donde estos se dan a conocer. Ahí es cuando notamos la cercanía de esta clase de juegos, pues sus desarrolladores -que normalmente suelen ser menos de 5 personas- están ahí mismo, explicándote el juego, explicando cómo se desarrolló y todo su transfondo. Lo mejor, te dan una tarjeta esperando que algún día contactes con ellos y les pidas un código de análisis y/o una entrevista, todo ayudando a que se den a conocer, y que sin duda aquí en MuchoGamer los apoyamos.

u8JAjfV

eitr_maiden_01863_clrs1_res1_by_vaernim-d8dj8ikCuando me dirigía al gran evento EGX de Birmingham (Inglaterra) tenía en mente varios juegos que probar, pues en su página oficial había un listado de todos los juegos jugables. Al revisar dicha lista varios días antes del esperado evento vi cierto juego en la sección indie que me llamó muchísimo la atención. Ya había oído hablar de él antes, y es que en Anaitgames leí lo que fue una especie de “presentación” a una joya muy oculta durante el pasado E3. No sabía apenas nada del juego, tan solo que usaba pixel art y estaba basado en las creencias y culturas vikingas, donde controlábamos a una escudera. Aun así, estaba en mi lista de tareas al llegar al EGX.

“No sabía apenas nada del juego, tan solo que usaba pixel art y estaba basado en las creencias y culturas vikingas.”

Mientras estuve en el evento me decanté por estar mayoritariamente el tiempo esperando colas para probar grandes juegos triples-A, las colas eran realmente tediosas y podías estar tranquilamente desde 30 minutos hasta 1 hora entera esperando solo para probar un juego durante escasos minutos. Tras estar en esta situación varias veces y ver cómo había pasado tanto tiempo esperando colas decidí relajarme y pensar qué hacer. Vi cómo el sol se iba poniendo durante el único día que tenía libre para disfrutar de uno de los eventos más importantes de Europa, y me vino ese flash a la mente, esas ganas de alejarme de esa multitud y esas grandes zonas llenas de publicidad y carteles dedicados a un solo juego como si se trataran de los más importantes del evento.

Tras ese pequeño delirio con mi tiempo empecé a deambular por los recovecos de las zonas menos habitadas del evento, había llegado a una zona especial, una zona tranquila, y a la vez, una llena de talentos. Estaba entre los stands de juegos indies. No tardé mucho en empezar a mirar a todos lados buscando juegos interesantes que probar, y desde luego las opciones parecían infinitas que sabía que no podría probar tantos juegos en las escasas dos horas que tenía antes de que el evento cerrara sus puertas.

Eitr

No tardé mucho en visualizar el nombre Eitr encima de uno de los stands, ahí fue cuando me vino a la mente que estaba deseando probar ese juego sin una real razón aparente. Desgraciadamente los dos puestos de juego estaban ocupados, pero al lado había otro genial juego con el que entretenerme unos minutos mientras esperaba. El famoso Enter in the Dungeon era sin duda un genial juego también, y fue el que tomó mi tiempo mientras esperaba, y desde luego no fue un tiempo desperdiciado dada las genial partida que jugué, pero no estamos aquí para hablar de dicho juego, sino del misterioso Eitr. Tal vez diez minutos después escuché como Beatriz (co-directora de MuchoGamer y mi única acompañante) me llamaba por detrás para avisarme de que ya había un lugar libre para probar ese tan esperado Eitr. Sí amigos, sin duda alguna la espera mereció la pena, al igual que vosotros habéis esperando leyendo para llegar hasta este punto, ha merecido la pena esperar.

1280x720-ZTZTras ponerme a los mandos y visualizar la pantalla de la televisión pude empezar a ver cosas que quieras o no la acabas familiarizando con la famosa saga Souls, de la cual soy un fiel seguidor más. Eso deja en claro que el juego no pretende ocultar de donde procede su mayor inspiración, y lo podéis apreciar en su HUD, el cual es idéntico a cualquier título de la saga Souls; la misma barra que vida, de resistencia, e incluso el inconfundible contador de humanidad, que en este caso desconozco qué cuenta. Todo eso lo vemos solo con el primer vistazo, pero a medida que juegas te das cuenta de que el juego está casi borracho de tanto beber de Demon’s / Dark Souls.

No me malinterpretéis, no digo que esto sea malo, de hecho es todo lo contrario, porque es increíble ver cómo el juego aprovecha todos los aspectos de la saga Souls -de la cual los creadores de Eitr son fans- y la adaptan a un juego de bajísimo presupuesto. Es admirable ver cómo esa misma jugabilidad que muchos hemos disfrutado se adapta a un juego indie pixel art en 2D con vista isométrica. Obviamente no puedo decir que la experiencia en los combates sean exactamente igual, puesto que aquí falla un poco el dinamismo por sus limitaciones tecnológicas, pero puedo decir con seguridad que el combate te hace sentir idéntico a un Souls.

“Puedo decir con seguridad que el combate te hace sentir idéntico a un Souls.”

2890608-eitrSi crees que la influencia de la saga que tanto nos hace morir no va más allá es que estás muy equivocado. Hay muchos factores similares, desde los equipos, la jugabilidad, el planteamiento e incluso las hogueras están ahí, eso sí, no sé si se deberá a la demo, pero tras usar la hoguera los enemigos no reaparecían, me pareció incluso extraño que implementaran tantas cosas y no eso, así que lo dejaré como que todavía no es la versión definitiva.

Pasaban los minutos y seguía disfrutando, recorría todo el escenario de aquella demo y no había muerto ni una sola vez. Podríamos pensar que la dificultad no es tan alta, pero me hace sentir mejor en pensar que soy muy bueno con los Souls y que esta es todavía una versión temprana del juego. Si bien el juego no es fácil, especialmente si lo coge un cualquiera que no haya jugado a los souls, pero cualquier veterano de esta saga que lo juegue se le encenderá una bombilla en los primeros minutos de enfrentamiento que le dirá “Esto es un souls”, cambiando así completamente su manera de jugar, volviéndote más cuidadoso con cada movimiento y atacando en los momentos adecuados. Me intento tranquilizar a mí mismo con que el juego ofrecerá más reto en su versión final.

Eitr-Screen-5Tras pasar casi 30 minutos, los cuales han sido plenamente disfrutable me doy cuenta de que ya había “finalizado la demo”, y esto lo digo entre comillas porque no es que haya salido unos créditos con un mensaje “Gracias por jugar”, sino porque llevaba 5 minutos andando por el nivel buscando algún camino o enemigo al que matar, estaba andando en círculos y ya no tenía nada que hacer. Esto me comía por dentro, estaba deseando jugar más, estaba deseando acabar la demo realmente, necesitaba encontrarme con un maldito jefe final para llenarme completamente esa barra de satisfacción imaginaria, la cual ya se hallaba casi desbordando a tal punto que pensé que entraría en el Nirvana. Desgraciadamente tuve que consolarme pensando que era una demo y que ya no había más, llevaba un rato deambulando por el escenario mientras de vez en cuando miraba hacia atrás para ver si había alguien deseando jugar. Eso sí, escuché a dos personas, una -la cual doy casi por hecho que era el creador- decir algo como “is very good” (es muy bueno), no quiero aumentar mi ego voluntariamente, pero juraría que eso lo decía por verme deambulando por el escenario habiendo eliminado a todos los enemigos sin morir.

“Aprenderás a no machacar botones, a ser paciente, a ser más hábil e inteligente. En definitiva, como un souls.”

Creo que es importante mencionar que la dificultad no es nada mala, porque a pesar de que no muriera en ninguna ocasión, sí es cierto que estuve a punto incontables veces, de hecho si no hubiera encontrado la única hoguera que había posiblemente hubiera muerto porque no me quedaba más “frascos de estus” -desconozco cómo se llaman en Eirt, pero son los frascos que te curan la vida-, y estoy seguro de que si no hubiera jugado a la saga Souls hubiera muerto todas esas incontables veces que estuve a punto de morir. El juego tiene esa “torpeza” de los souls que además de hacerlo difícil y “realistas” logran que la jugabilidad sea realmente disfrutable. Aprenderás a no machacar botones, a ser paciente, a ser más hábil e inteligente. En definitiva, como un souls.

Eitr_999

“Eitr es lo que nunca había imaginado pero lo que siempre había querido.”

Bueno, sin más dejé de jugar y me fui a probar otros indie. Gran error. No sé el por qué, pero pasé completamente de hablar con el desarrollador como sí hice con otros títulos que jugué, tenía el tiempo ahogándome que no paré a hablar con su creador y fui directo a probar otros indies. Creo que la cosa que más me corroe por dentro ahora mismo es no haber hablado con el desarrollador de este increíble juego, haberle pedido un autógrafo, una foto, una entrevista, una explicación de cómo le surgió las ideas y sus implementaciones. Me arrepiento, y mucho, porque Eitr es el juego que más he disfrutado en la feria de todos los que habían en el EGX, y pensar que era un juego que estaba en un simple rincón del evento tan poco habitado. Eitr es lo que nunca había imaginado pero lo que siempre había querido, es uno de los mejores indies que he tenido la ocasión de jugar, es un Souls adaptado al “universo indie”, y esa es la increíble joya que han creado los chicos de Eneme Entertainment de Londres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.