Analizando demo: Detroit Become Human

Detroit Become Human

Llamadme loco. Sí, os doy permiso. ¿Por qué? Bueno, digamos que soy un poco crédulo y que eso de las teorias conspiratorias siempre me ha resultado fascinante. ¿Qué tiene que ver esto con el tema a tratar? Pensadlo. Día 24 de Abril de 2018, sale la demo de Detroit. Día 23 de Abril de 2018, se estrena la segunda temporada de Westworld. Casualmente, dos cosas que tienen androides, decisiones y revoluciones por ambos frentes. Lo dicho, llamadme loco.

Así se ve la noche en Detroit Become Human

El caso es que no le tenía muchas ganas a este juego, ni siquiera sabía que la demo existiría hasta que me enteré ayer. Y me dije «No tienes nada mejor que hacer, así que, pedazo de vago, juega aunque sea». Dicho y hecho. Bueno, más bien dicho, porque despues de batallar con los quehaceres diarios, y con un padre con casi 60 castañas que esta viciado a cierto juego de Sony Santa Monica, he conseguido jugar.

La demo de Detroit pesa poco. Tan poco que con un internet que roza lo lamentable he tardado en bajarmela apenas 15 minutos (algo menos, la verdad).

Lo primero que he hecho ha sido corroborar lo que dijo su director David Cage. Tiene toda la razón cuando dice que los videojuegos ya no son juguetes, son arte. Detroit Become Human es eso, arte. Más cercano al séptimo arte que al de los videojuegos, sinceramente. Pero un paso adelante para aquellos a los que nos gusta la narrativa y la interacción con la misma.

Como decía antes, nada en este juego me llamaba la atención, creía saber, más o menos, que podía ofrecer y, ciertamente, no me atraía. No obstante, había que darle una oportunidad y, si bien es cierto que el juego pinta muy, pero que muy bien, no puedo decir que me equivocase demasiado con la primera impresión que me causó.

Dicho sea de paso, esto es una demo y, obviamente lo que aquí se ofrece no debería ser ni la vigésima parte de lo que nos espera con el juego final, pero si que es verdad que te permite dar ciertas pinceladas para empezar a hacerte una idea de como se desarrollará.

Si habéis seguido la actualidad del juego, ya sabréis que encarnaremos a tres personajes. En esta ocasión, tomaremos el control de Connor, un androide que, igual me aventuro un poco al decir esto, esta especializado en la mediación y negociación con androides renegados, o divergentes. Lo dicho, igual me lo invento, pero sin saber mucho del juego, y con lo que ofrece la demo, es lo que parece ser.

La demo nos lleva a la escena de un asesinato y de una toma de rehenes que no tiene pinta de que vaya a acabar muy bien.

Connor llega al lugar de un crimen, nada del otro mundo. La policia de Detroit está montando el dispositivo habitual de las pelis de Hollywood y, cuando te acercas al capitán, al que parte el bacalao, lo primero que te encuentras es con esa cara de: «¿¡Que cojones hace aquí el robot!?».

Esa cara que podíamos ver en el cine con pelis como Los Sustitutos de Bruce Willis o la de Yo Robot, del señor Smith.

En fin, que Connor no es muy bien recibido. Pero es un profesional, está programado para eso, así que manos a la obra.

Es aquí donde el juego pone en tu mano todo lo que ofrece, que no es otra cosa que caminos, decisiones. Te ofrecen la escena del crimen para que investigues cuanto quieras, desde la búsqueda de datos que te ayuden en la negociación hasta cosas tan simples como apagar una cacerola, que no te aporta nada relevante pero es un detalle.

Cada camino te llevará por diferentes derroteros. Puedes armarte, puedes ver que ha pasado antes o puedes ir a la aventura, a negociar, sin mayores complicaciones.

Cada elección te llevará por un camino distinto. Cada final es un misterio.

PAUSA: Hay que decir que estamos en una situación tensa, de riesgo total. Hay un rehén que puede morir en cualquier momento pero el juego te permite investigar a tu ritmo, sin ponerte en tensión alguna. Es algo que creo debería ser revisado para la versión final, pero queda solo como mi opinión personal.

Finalmente, toca enfrentarse cara a cara con el secuestrador, con el divergente. Pero no esperéis un combate de acción. Todo se basa en el sútil arte de la palabra, de la negociación, mezclado con una toma de decisiones (representadas por los botones del mando) al más puro estilo Quick Time Event. Es decir, una barra de tiempo, cuatro elecciones y la responsabilidad del futuro en tus manos. Recordando, a mi al menos, a Until Dawn en ese sentido.

Por tanto, me remito a lo que dije en líneas anteriores. Mi opinión se afianza. Es un juego increíble de ver, pues gráficamente es un portento y eso que lo movía en una PS4 de primer año (supongo que en una pro debe mejorar). Si te gustan los juegos con un alto componente narrativo, es tu juego, no hay más. Cada decisión es un mundo, cada acto cambia todo. Pero si lo que buscas es acción frenética, igual no la encuentras, aunque es una demo, vuelvo a repetir.

Según he podido ver, hay unos seis finales. En apenas diez minutos, he conseguido explorar tres distintos, por lo que podeis ver que la demo es corta. Lo dicho, estáis invitados a descargarla y vivir vuestra propia historia en Detroit Become Human, disponible el próximo día 25 de Mayo. Un saludo, GAMERS.

Alfonso Barona.

 

¡No te pierdas nada! Toda la información del mundo del videojuego en MuchoGamer

Alfonso Barona

He aqui un escritor, administrativo, game tester y programador. Desde los dos años estoy liado con esto que son los videojuegos, empezando con una sega que ya ni recuerdo el modelo. Y de momento por aquí seguimos. Y que dure.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *