Análisis PewDiePie Legend of the Brofist

Vivimos en una época en la que ser youtuber te abre algunas, muchas, demasiadas puertas. Me estoy refiriendo a la posibilidad de sacar un libro sin tener ni idea de coherencia ortográfica, salir en películas o series sin saber actuar, que te lleven a eventos de videojuegos -bueno, esto si su canal de Youtube versa sobre ello-, o hacerte un videojuego donde tú eres el protagonista….y punto.

Este último caso es el ejemplo del que hoy os vengo a hablar y analizar. PewDiePie Legend of the Brofist, videojuego en el que el protagonista es uno de los youtubers más influyentes y con más seguidores de toda la red: PewDiePie.

En PDP LotB tendremos que ayudar al youtuber a salvar a sus fans, quienes han sido raptados por el temible ejército barril -si estuviesen llenos de alcohol tendríamos un gran problema-. Para ello deberemos recorrer los lugares más raros y locos, hasta llegar a la base de los enemigos, lugar donde están nuestros fans.

PewDiePie: Legend of the Brofist

 

Plataformas a la vieja usanza

PewDiePie LotB salió originalmente el pasado noviembre en Android e iOS. El 10 de diciembre dio el paso a PC, y yo me cuestiono si habrá un motivo aparte del financiero para ello. Os preguntaréis por qué menciono sus dos salidas, y la respuesta es muy sencilla: dependiendo del sistema que elijas para jugarlo, su nota varía demasiado, siendo las versiones portátiles las que salen ganando. ¿Y eso? Muy sencilo.

El juego es un título de plataformas puro y duro: salta, esquiva y avanza. Lo primero va en función de la presión que hagamos en el botón, teclado o pantalla: a menos presión menos salto, a mayor mas alto llega, siempre dentro de un tope.

Para esquivar contamos con nuestra habilidad y dos ayudas; una de ataque y otra de defensa. Estas ayudas son desbloqueables, y nos dan la oportunidad de convertirnos en oso y acabar con los enemigos más fácilmente, relantizar el tiempo y poder evadir mejor los ataques rivales o recuperar tres corazones de salud -la salud se mide por la cantidad de corazones que tengamos, qué genialidad.

PewDiePie: Legend of the Brofist

Para acabar pasando de nivel solo tenemos que llegar a la bandera dorada, icono que nos señala el final del camino -uhmmm, esto de las banderitas me recuerda a algo-. Sí es verdad que no necesariamente el final del nivel se encuentra a la derecha del todo, pues puede estar arriba o abajo, pero es lo más normal casi siempre.

 

Píxeles locos y niveles flash

Su estilo visual es simple y los píxeles se ven a kilómetros. Sin embargo no entorpecen el juego, pues su gama de colores y sus locas animaciones le dan al juego un carácter muy llamativo. Quizás el ver a tantos enemigos en pantalla y de fondo una estampida -por poner un ejemplo de uno de los niveles que más recuerdo- sean el principal salvaguarda al pobre estilo visual.

PewDiePie: Legend of the Brofist

La variedad de niveles es bastante amplia.

La otra colchoneta que amortigua la caída de este look es la variedad de regiones que visitamos en sus niveles, niveles que son tremendamente cortos (en tres o cuatro minutos se superan la mayoría de ellos). Visitamos la casa del protagonista, surfeamos encima de coches por una autopista, ascendemos un árbol de Navidad, visitamos lugares encantados, viajamos al espacio… la lista es extensa y esto hace que casi nunca haya dos niveles iguales, algo muy de agradecer.

 

Morir 100 veces

Hablar de la dificultad del juego es, es… mejor para explicarlo veamos un logro del juego llamado “¿Por qué es TAN difícil?”, logro que salta al morir 100 veces. Y es bastante sencillo conseguirlo, por lo que os podéis hacer una idea de lo complicado que es el juego.

PewDiePie: Legend of the Brofist

Hay niveles que elevan la dificultad de manera muy exagerada.

Decenas de enemigos que vienen a por nosotros, ballenas que caen del cielo -sí, has leído bien- ovnis que nos atacan, jirafas asesinas con gafas de sol, vacas que explotan…menuda locura y cantidad de enemigos a los que evitar.

Lógicamente tenemos tres niveles -más otro bloqueable- al iniciar la aventura. En la más sencilla contamos con checkpoints y los enemigos nos hace poco daño. Conforme aumentemos la dificultad contaremos con menos o ningún punto de guardado y el daño que recibamos será demencial.

 

Viajando por los niveles más estúpidamente locos

El juego es una completa ida de cabeza, simple y directamente. Ya lo dije anteriormente, y es que hay situaciones que producen risas de lo estúpidas que son. Una ballena que cae del cielo y estalla en mil pedazos al caer al suelo, unicornios que dejan destellos de arcoiris, unos aliens que nos atacan con hondas cerebrales, los barriles como principal enemigo del juego… y suma y sigue.

PewDiePie: Legend of the Brofist

Una ballena cayendo del cielo junto a unos platillos volantes: todo muy lógico.

Lo bueno de esto -además de las sonrisas que nos sacará- es que el juego no abusa mucho de la repetición y continuamente nos trae nuevas locuras.

Además el título tiene diversos guiños a otras sagas míticas del género, con lo que añade un plus de diversión a nuestra sonrisa.

 

Conclusión

PewDiePie Legend of the Brofist es un título que basa su peso dependiendo de la plataforma en que se juegue. En Android e iOS es muy recomendable por su sencillo pero cumplidor estilo visual, unas mecánicas jugables simples pero adictivas y una duración de niveles e historia corta. Esto mismo se vuelven puntos negativos si lo analizamos para PC, versión del análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.