Análisis adams-venture-chronicles

Adam’s Venture viene de un pequeño estudio Indie holandés llamado Vertigo Digital Entertainment. Estamos ante un juego de puzzles donde nuestro aventurero se embarca en descubrir y hallar el Edén. Para eso tendremos que pasar una serie de  enigmas y poder avanzar. Vertigo Digital prefiere darnos más ingenio y menos violencia, pero creo que no llega a dar la talla.

maxresdefault

La historia del Edén

Es un juego hecho por cristianos y han incluido su fe en ella. Esta crónica en realidad consiste en tres episodios: el primero se encuentra localizado en el Jardín del Edén, el segundo en el acceso al Castillo de Salomón, y el tercero actúa como una especie de precuela y envuelve los acontecimientos. No vamos a entrar en detalles en la historia y contar de principio a final, pero igualmente no hay mucho que contar de ella. La historia no es interesante, en parte porque no hay mucho que hallar con su trama; caminar a través de cavernas, darle un poco de diálogo, seguir caminando, resolver unos rompecabezas con lógica,… y continuar hasta que salgan los créditos. Pero los protagonistas no son lo suficientemente fuertes como para llevarlo y dar más sentido a la trama.
2114866-169_adams_venture_3_ot_pc_022112Adam Venture, que no deja de ser uno de los tantos clones que se han creado del famoso personaje Indiana Jones, se nos presenta ya delante de las grutas a punto para empezar la búsqueda, perdiéndose así una estupenda oportunidad de recrear ese ambiente de aventura que tiene el poder viajar a distintos países y buscar entre iglesias en ruinas y dar un aire de preparación a los eventos que han de venir. Adam inicia su aventura junto a un arqueólogo, el profesor Saint Omair, su novia Evelyn y su perro. Juntos pasarán innumerables peligros y enormes secretos.

 

Sus puzzles y jugabiliad

A nuestro protagonista lo dirigimos con las teclas de dirección WASD; puede saltar, correr, agacharse o agarrar algún objeto para moverlo mediante la tecla intro y en ningún momento utilizamos el ratón. La jugabilidad recuerda a las antiguas entregas de Tomb Raider, como pobres y toscas animaciones, que nos cueste adivinar el momento de saltar, e incluso que nuestro personaje se quede atascado obligándonos a continuar desde el último punto de control guardado automáticamente. Pero nos queda claro que es un juego con pocos recursos y bajos presupuestos. Como aventura de acción en 3D, tenemos pocas cosas con las que podemos interactuar o atravesar como un par de cuchillas que se balancean, saltar con peligro de caer al vacío, mover una caja para subirnos a ella y así poder alcanzar un saliente o agacharnos para que no nos descubran.  El juego no tiene nada de acción, todo se basa en simplemente movernos para avanzar y encontrar el siguiente puzzle que nos abrirá una puerta, un ascensor, una escalera, etc.

Los puzzles son todos iguales. Llega un momento en el que nos aburrimos y queremos dejar de jugar. Adam’s Venture es una aventura gráfica para los niños que juegan por primera vez a un título de este género. Pero ni así estamos seguros de que cumpla su función, ya que la mayoría de los puzzles son postes con tres frases del génesis que debes ordenar para que tengan sentido. Otros puzzles son mover tres objetos hasta encontrar el orden necesario, mezclar tres rayos de luz hasta conseguir un color determinado, abrir un cerradura, y no hay mucho más. 4

Una parte positiva del título es dar ese toque de ‘religiosidad’ al juego. No lo han hecho con una idea de enseñarnos parte del cristianismo, sino que lo han integrado en la historia como un elemento de exploración. Pese a que la historia tiene algunos guiños interesantes, como cuando nos persigue una bola de humo y trata de tentarnos para que nos unamos a ella, en clara alusión a la serpiente del paraíso o esa sensación que recibimos de Adán y Eva en los dos personajes. Los protagonistas tienen poca personalidad, la falta de empatía que tienes hacia los personajes hace que no te importen mucho sus vidas. Si a alguno le pasara algo, no nos importaría lo más mínimo, además de que algunos de sus diálogos no llegan a tener ni sentido, “ni siquiera el mejor actor del mundo podría entregar esa línea de manera convincente”.

 

Apartado gráfico y sonoro

El juego utiliza el Unreal 3 Engine y PhysX, lo que le da una solidez y ambientación al juego nada desdeñable. A primera vista las cavernas, el agua y el fuego están muy bien diseñados, además de que las texturas -de la ropa y la tela, por ejemplo- son generalmente buenas, seguido de que la iluminación es bastante impresionante para un título pequeño. Para ser una aventura gráfica, técnicamente no empezaba mal del todo para ser del año 2010.

La música vale la pena mencionarla también. Parte de ella es realmente apropiada, mientras que otras melodías suenan fuera de lugar. Es la actuación de voz que se destaca por ser especialmente mala; viene doblado a nuestro idioma, pero algunos personajes suenan como si tuvieran el micrófono de grabación al lado de una lavadora.

Adam's Venture Chronicles - 2

 

Conclusión

Adam’s Venture es corto, aburrido, repetitivo, con puzzles poco trabajados y diseñados… Lo único que vale la pena es su apartado gráfico, y el cual tampoco debe ser un referente a seguir. Es un juego dirigido a personas religiosas, ya que un jugador casual probablemente encuentre una experiencia muy poco profunda. Lo que sí vamos a encontrar todos son unos chistes tan antiguos como la Biblia misma.

 

eduardo_kratos

Amante de los videojuegos y del cine. ID PSN: eduardo_kratos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.