5 motivos para dar el salto a la nueva generación

Ya llevamos más de un año con las consolas de nueva generación en el mercado. Ya ha demostrado lo que nos ofrece y lo que no, pero sobre todo, qué títulos podemos esperar de estas, pues al fin y al cabo es el motivo más importante a la hora de elegir una plataforma de juego.

Son muchos los usuarios que todavía no han dado el salto a la nueva generación, algunos por temor a hacerlo en cuanto a lo que ofrece actualmente y otros porque esperan una reducción de precio, entre otros muchos motivos. Hoy, en MuchoGamer os traemos los motivos por los cuales sí merece la pena dar el salto a la nueva generación de consolas, motivos por los cuales vale la pena cruzar el umbral entre una generación y otra, para así disfrutar de importantes novedades y avances.

Nota: Recordamos que este artículo es dedicado a los usuarios que les interesen las consolas como plataformas de juegos, pero siempre puedes optar por la plataforma PC y dar el salto a la nueva generación de otro modo con nuestro artículo dedicado a ello, en el cual explicamos cómo montar un propio PC Gamer según el presupuesto.

Catálogo de juegos

Empecemos por lo más importante, los videojuegos. Toda consola destaca por ser un sistema de entretenimiento en el cual disfrutar de una enorme variedad de experiencias videojugabilísticas y, obviamente, las consolas de nueva generación no iban a ser menos en este aspecto. Todas ofrecen una enorme cantidad de títulos por los cuales vale la pena tener una plataforma de nueva generación y disfrutar de juegos exclusivos. Nintendo tiene sus prometedoras y ya de sobra conocidas IPs: Mario, Donkey Kong, The Legend of Zelda… todos son excelentes títulos que desbordan calidad jugable. Sony y Microsoft también ofrecen sus IPs muy conocidas, desde el espectacular sandbox Infamous Second Son hasta el increíble Forza Horizon 2 como magnífico juego de carreras, pero además apuestan por juegos completamente nuevos, tales como Sunset Overdrive o Driveclub.

Es obvio que el catálogo de las consolas de nueva generación no solo se compone de exclusivos, sino también de juegos multiplataforma. Sí, es cierto que muchos de estos juegos multiplataforma siguen estando disponibles en la antigua generación, pero en la nueva ofrecen un mejor aspecto que de por sí ya beneficia notablemente su compra en las nuevas consolas. Si esto último no te acaba de convencer, entonces hablemos de lo más importante.

Hay muchos juegos multiplataforma que ya están dando el salto completamente a la nueva generación impidiendo que las consolas antiguas lastren la calidad de estos y, de hecho, no son pocos y se tratan de títulos muy importantes como Assassin’s Creed Unity o Dying Light, juegos que apuestan por un aspecto gráficos y tecnológico muy destacable.

Sociabilidad

En la nueva generación de consolas todas apuestan por ofrecer un sistema online con una notable sociabilidad. Esto es un punto muy positivo a la hora de disfrutar de ciertos juegos que apuestan fuertemente por mecánicas multijugador, tanto competitiva como cooperativa. Aunque esto no puede ser simplemente para jugar, sino para entablar relaciones con otros jugadores y empatizar, tanto para saber qué opina la gente y sus experiencias como para el hecho de tener una ventana con la cual hacer amigos de gustos similares fácilmente.

Nintendo, por ejemplo, tiene la plataforma MiiVerse, donde cada usuario puede plasmar sus ideas, opiniones, dibujos y capturas respecto a un juego en concreto, lo cual crea una enorme y amigable sensación de comunidad en la cual los jugadores se pueden sentir perfectamente identificados ante otros jugadores, algo bastante similar a foros online. Lo mejor de todo esto es cuando MiiVerse se implementa en ciertos juegos, llevando esta comunidad a un nivel más interactivo.

Las demás plataformas tienen sus comunidades, Playstation 4 dispone de un mural en el cual podemos ver las actividades de nuestro amigos, desde si está retransmitiendo una partida en directo, pasando por si ha empezado a jugar a cierto juego hasta el hecho de si ha conseguido cierto trofeo. Xbox One tampoco se queda atrás donde al igual que Playstation 4, permite realizar capturas de vídeo y ahora también capturas de pantalla, las cuales podemos compartir fácilmente para que los demás usuarios las vean.

Esta sociabilidad influye notablemente en la experiencia de títulos online. Uno de los mejores ejemplos puede ser Destiny, juego que dota de una gran cantidad de jugadores y una impresionante facilidad para tablar relaciones con otros usuarios online, lo cual beneficia a la hora de jugar pues aumenta la diversión, ayuda a que la comunidad tenga interacción aumentando las horas de juego y al mismo tiempo ofreciendo experiencias más satisfactorias al tener al lado compañeros reales con los que es agradable jugar.

Además hay otros muchos ejemplos. Assassin’s Creed Unity también implementa su multijugador cooperativo. Uno de los mejores detalles de esta sociabilidad es la manera tan fácil y accesible de poder disfrutar y jugar en compañía, desde el poder unirnos a nuestros amigos en un instante o invitarles a que jueguen con nosotros.

Nuevas formas de jugar

A simple vista puede parecer que las plataformas no han avanzando lo suficiente como para ofrecer nuevas mecánicas jugables que crean nuevas experiencias de juego. Sin embargo, realmente están ofreciendo cosas nuevas. Lo podemos ver en el motivo anterior, la sociedad y comunidad de jugadores mucho más activos y conectados que la anterior generación, ofreciendo experiencias online mucho más completas y satisfactorias.

Un importante ejemplo de esto puede ser el hecho de la retransmisión en directo, donde incluso con ciertos mensajes por los usuarios espectadores pueden influenciar en el juego que está jugando el jugador que retransmite en directo. Tal vez sea un paso muy simple, pero esto puede llegar a ser algo muy grande en un futuro. Ejemplos de juegos que están tomando estas mecánicas en Playstation 4 puede ser “#killallzombies”, un título interesante que hace uso de la retransmisión en directo para que los espectadores puedan modificar la partida del propio jugador.

No podemos abarcar este tema sin nombrar los nuevos elementos de hardware que amplían la experiencia jugable. Lo más fácil sería empezar por Wii U y su GamePad, el cual ya nos ofrece una segunda pantalla en el propio mando con el cual realizar muchas acciones que antes resultaba imposible, desde del simple hecho de poder visualizar el mapa en nuestras manos hasta incluso organizar y utilizar nuestros objetos sin vernos obligados a pausar el juego. Todo ello crea una ventana paralela bastante única al mismo juego, brindando así más posibilidades. Sin duda alguna, el mejor ejemplo de esto es ZombiU.

Las demás plataformas también ofrecen nuevas mecánicas con las que jugar, en este caso Xbox One y Playstation 4 en algunos casos y juegos pueden realizar un buen uso de las cámaras, en este caso Kinect y Playstation Camera. Hay varios momentos en los que se usan estos accesorios, desde para facilitar y simplificar las navegaciones por los menús hasta el hecho de implementar nuevas mecánicas jugables. Un buen ejemplo puede ser Alien Isolation, donde podemos activar la opción de que el propio sonido que realicemos afecte en el juego pudiendo atraer o distraer al famoso Alien. Ahí no queda la cosa, ya que también nos ofrece la posibilidad de asomarnos por las esquinas realizando un simple movimiento de cabeza, algo que otorga un gran realismo e inmersión en el propio juego.

Tampoco nos olvidemos de las nuevas funciones en los mandos. En el caso de Xbox One tan solo tendremos el gatillo con vibración propia, pero en Playstation 4 podremos disfrutar de un intuitivo panel táctil además de una interesante luz y un inmersivo altavoz propio.

Precios más ajustados

Debido a la crisis y mercado actual hay una enorme diferencia a lo que venían siendo los precios al inicio de la anterior generación, donde las consolas apostaban por un hardware bastante más costoso llegando a los ridículos precios de 600 euros. En cambio, hoy en día nos podemos topar con las consolas a precios más asequibles y con un máximo de 400 euros.

Si buscamos bien podemos encontrar una Wii U a 200 euros, – a veces incluso menos, con juego incluido. Playstation 4 y Xbox One ya juegan en una liga un poco más costosa, pero se pueden encontrar suculentos packs a 400 euros, muchas veces con juegos nuevos, e incluso con más de un título.

Tampoco nos olvidemos de que ahora el mercado digital está ejerciendo una fuerte presión, donde gracias a él podemos encontrar muy buenas ofertas en momentos puntuales, algo que sin duda era inimaginable al inicio de la anterior generación y donde todavía estábamos acostumbrados a ver juegos tan solo a 60 y 70 euros.

Hoy en día podemos adquirir juegos nuevos y físicos por 40 euros si buscamos bien y ojeamos algunas ofertas, tanto en tiendas físicas como tiendas online. Lo mejor de todo es que los precios se reducen muy rápidamente, juegos que inicialmente costaban 60 euros los podemos encontrar a casi un años después a 20 euros. Si hablamos tan solo de Nintendo, es importante recordar que casi todos sus títulos salen al mercado con precios alrededor de 40 euros.

Sin duda un importante factor para disfrutar de juegos sin importar mucho nuestro control sobre él, son los servicios de catálogo de juegos instantáneos. Playstation Plus, Games With Gold o EA Access ofrecen una gran cantidad y variedad de títulos a precios altamente reducidos.

Si bien es cierto, no tendremos el control sobre el juego al usar esta clase de servicios, pero es indiscutible la cantidad de juegos que podemos jugar mensualmente por escasos euros. Esto al fin y al cabo ofrece un catálogo instantáneo para que cualquier usuario lo tenga siempre a su alcance pudiendo jugar a un juego u otro, lo que impide que caigamos en el aburrimiento y en el hecho de no tener nada a lo qué jugar.

Un futuro prometedor

Todos sabemos que comprar una consola sirve para disfrutar durante un largo plazo. Cuando compramos una consola suele ser para sacarle el máximo partido durante todos sus años de vida útil lleno de lanzamientos y novedades que se irán sumando año tras año, lo cual también nos permite disfrutar día a día de los títulos y avances que vaya experimentando la consola durante la generación a la que esta pertenece.

El hecho de comprar una consola como Wii U, Playstation 4 o Xbox One ahora nos permitirá disfrutar de ellas ahora y durante todos los próximos años, quién sabe, incluso dentro de décadas cuando la queramos tener a modo de coleccionistas en nuestras estanterías, pero paremos el carro y pensemos tan solo en esta misma generación.

Hay muchos títulos de los que ya disfrutar de una experiencia muy satisfactoria actualmente, tanto exclusivos como multiplataformas, pero recordemos que hay muchos juegos por venir, desde los más cercanos como puede ser The Witcher 3 o The Division, como otros más lejanos, siendo el caso de Uncharted 4 o Gears of War. Lo que está claro es que teniendo una consola de nueva generación acabaremos por disfrutar de esos títulos que tanto nos atraen, llegando a un momento donde no sabremos ni qué juegos elegir de la enorme variedad que se alzará ante los usuarios, como ya ha ocurrido en todas las generaciones.

Por todo ello, es muy poco probable arrepentirse a largo plazo de la compra de una consola de nueva generación, siempre y cuando sepamos realmente lo que esperar respecto a lo que nos ofrecen estas, claro está. Desde MuchoGamer no os hacemos dudar en dar el salto, y desde luego ahora no es un mal momento dada la proliferación de títulos que ya se están preparando exclusivamente para la nueva generación. Eso sí, elige la plataforma que vaya más acorde con tus gustos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.