El efecto de YouTube en el videojuego

Interactuar-con-videojuegos-puede-generar-hasta-4-millones-de-dólares-en-ganancias-a-estos-personajes

En los tiempos que corren, en los que Internet tiene un enorme control sobre nuestras vidas y sobre nuestro entretenimiento, ha surgido el “movimiento YouTube“; un adolescente, por lo general, que se graba para sus seguidores haciendo cualquier tontería, hablando de algún tema o jugando a videojuegos, todo ello para conseguir una cantidad de dinero a partir de las visitas y entretener. Lo que algunos decían que se iba a extinguir rápido ha seguido creciendo cada año, y muchos nuevos “youtubers” se intentan unir al movimiento inspirados por sus héroes de Internet, que ya cuentan con una cierta edad. Lo curioso es que este propio movimiento ha afectado en demasía al mundo del videojuego, y hoy me permito analizar para vosotros el efecto que ha tenido YouTube en la industria del videojuego.


La industria independiente

No es casualidad que al mismo tiempo que ha surgido el auge de canales de YouTube haya habido un aumento impresionante en el número de desarrolladoras, sobre todo independientes. Hace unos años era impensable que unos cuantos de aficionados se juntaran para crear un videojuego y que éste triunfara; hoy es el principio de muchas carreras profesionales dentro de la industria. Por supuesto, ésto no ha salido de la nada. El esfuerzo detrás de cada proyecto independiente es inmenso y, si bien ahora resulta relativamente fácil si cuentas con un buen proyecto, antes del auge no era tan sencillo, y tenías que echarle ganas, imaginación y rezar para que tu proyecto tuviera algo de repercusión.

Una de las bases detrás de todo videojuego es el propio márketing. Las grandes compañías se llegan a gastar verdaderas millonadas sólo para promocionar su videojuego. Eso resulta impensable para una compañía independiente que se vale de los ahorros de sus creadores para salir adelante. Por suerte, han contado con un gran aliado: el youtuber. Sólo tenían que ofrecerle un videojuego nuevo que atrajera al publico y éstos lo jugaban. ¿Resultado? Miles de personas veían el juego y éste pasaba a estar de moda. La propia web se llenaba de gameplays sobre el mismo juego durante una temporada y la desarrolladora de turno se llevaba su dinero, su fama, y la oportunidad de seguir desarrollando más juegos.


El formato gameplay

maxresdefault (12)

El contenido de YouTube es bastante variado y libre, pero uno de los grandes focos del movimiento es la ingente cantidad de gameplays que puedes encontrarte. Desde Minecraft hasta Call of Duty, los vídeos se cuentan por miles o millones. Sin embargo, y aunque a muchos no os guste, este formato de vídeo ha favorecido, hasta cierto punto, a la industria del videojuego. Así, por ejemplo, tenemos la posibilidad de ver en marcha un videojuego antes de comprarlo o, si no tienes la consola o el dinero para comprar el juego, puedes seguir las series de gameplays de tu canal favorito y disfrutarlo como espectador, que no está tan mal.

Eso sí, no todo es bueno. Este formato de vídeo conlleva la facilidad para encontrar spoilers, el que aparezcan juegos de moda que ya resultan pesados y, lo que es peor, un empeoramiento en la “calidad” de la comunidad de jugadores. Tan sólo hace falta entrar en un servidor medianamente famoso de Minecraft para ver a mil usuarios con skins de sus youtubers favoritos, o dejando mensajes en su honor en el horriblemente mal hecho chat del juego; por no hablar de la horrible ortografía de muchos de estos personajes que hablan de “trollear para que haya salseo, etcétera”. Si el propio movimiento ha creado a un grupo de fans coléricos, no era de extrañar que ésto se viera reflejado en los juegos que estos famosos youtubers muestran en sus canales.


Márketing barato y directo

Ya antes he mencionado el tema del márketing pero en lo referente al sector independiente. En cambio, en el sector de las grandes compañías, el uso de YouTube como publicidad se da cada vez con mayor frecuencia. Uno de los métodos más usados es entregarle el juego al youtuber de turno para que haga un gameplay del juego en cuestión. También, por parte de Nintendo, Sony y Microsoft, se da el caso de que esas compañías entregan sus consolas a estos youtubers para que las muestren al público, prueben sus novedades y capten un mayor número de clientes que irán a por tal consola si gustan a su ídolo de Internet. El éxito de este tipo de publicidad lo dejo a evaluar por profesionales del tema, aunque lo que sí consiguen es que a muchos de nosotros se nos pongan los dientes largos al ver como han conseguido la consola gratis, e incluso, en algunas ocasiones, antes de tiempo.

Al contrario que las compañías independientes, las grandes compañías cuentan con más recursos para promocionar sus juegos. Así, pueden usar a estos youtubers en eventos patrocinados que suelen estar limitados a ellos, apartando a la prensa del videojuego. Por no hablar del hecho de que los más grandes suelen ir a las conferencias del E3 todos los años para grabar sus divertidos vlogs y ofrecer una vista bastante más particular que la que ofrecen los medios profesionales. Por supuesto, con estos videos se garantizan que miles -quizás millones- de personas vean lo que tenían que ofrecer.

maxresdefault (13)


De una forma un tanto peculiar, la industria del videojuego se ha fusionado con YouTube. El número de fans en ambas plataformas es inmenso, y sigue creciendo. Si nos detenemos a analizar el propio léxico dentro de cada foro o comunidad de jugadores, podremos notar que muchas de las palabras utilizadas -además de venir del ingles- han nacido gracias a estos youtubers, o, al menos, se han propagado por ellos. Por tanto, no es extraño que ambas, YouTube y videojuegos, vayan de la mano. Además del hecho de que han llegado a atraer a más gente al mundillo, personas que antes veían el videojuego como algo excluyente, algo exclusivo para una comunidad de “frikis”. Con el nacimiento de estos canales han nacido a su vez nuevos “gamers” motivados por sus ídolos de Internet. Si las consecuencias de ésto son buenas o malas es algo que tendremos que esperar a ver en el futuro.

Cristian Sánchez

Cristian Sánchez

Apasionado jugón desde la infancia. Amante del rock y el metal. Adicto a los buenos libros y a escribir.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*