Análisis de Numantia

Numantia
Nos revocamos hacia los años 154–133 a. C, la República Romana se encontraba en conflicto con tribus celtíberas de Hispania donde una de las batallas más importantes entre estos sería la numantina. Este conflicto es mayormente conocido por durar alrededor de unos 20 años de guerras y la resistencia celtíbera ante lo que era la mayor potencia mundial por aquel momento.

En Numantia, videojuego de estrategia por turnos desarrollado por la empresa española Recotechnology, podemos revivir estos acontecimientos históricos.

El punto más importante de este título son las batallas. Estas son representadas con un sistema de tablero con casillas hexagonales y sistema de desplazamiento de unidades por los tableros en una cantidad determinada de movimientos. Nuestros movimientos serán claves ya que son varias opciones de las que disponemos; como elegir unidades que puedan atacar en un enfrentamiento directo o en la distancia lanzando flechas, rocas…

Debemos hacer una mención especial a los héroes legendarios de los que disponemos. Sus habilidades y destreza serán diferentes que a la de una simple unidad.

Numantia
No nos podemos olvidar mientras luchamos de la salud de las unidades elegidas para la batalla, y la moral (barra amarilla) que sirve para avanzar más lejos en el mapa. Podemos recuperar moral eliminando a una unidad y si ya la tenemos del todo llena, nuestra fuerza será aún mayor en el campo de batalla.

Pero Numantia no es solo guerra, podremos administrar nuestra facción comprando nuevas unidades o subiéndolas de nivel, intercambios de monedas por artículos en el mercado, etc… Todo esto depende de la cantidad de monedas que tengamos, que obtendremos al ganar batallas. También entremedias de la historia podremos resolver los conflictos con diálogo en vez de con sangre y ahorrarnos la lucha.

Algo sorprendente en este videojuego es que cuenta con un modo multijugador con el que poder desafiar a nuestros amigos a una batalla o el modo arena el cual podremos utilizar como modo de entrenamiento solo tendremos que elegir bando con el que queremos luchar, mapa, nivel de dificultad y tus unidades.

Visualmente, Numantia no resulta demasiado bueno y se hace notar el presupuesto de este estudio independiente. Entre los fallos visuales destaca los escenarios en el que se desarrollan las batallas ya que son muy parecidos entre si estéticamente hablando y puede que nos cansemos de luchar en el mismo lugar una y otra vez. Aunque a veces este cambiado por nieve, árboles…

La representación de las unidades es de lo mejor, cada una cuenta con su propio diseño y podemos diferenciarlas entre sí, ¡chapó! y no se me podría olvidar, la música aunque no destaca mucho en ciertos aspectos, es bastante buena.

Numantia

CONCLUSIÓN

Numantia puede que no sea uno de los mejores títulos de este año, pero si de los que más me ha sorprendido ya que me ha dado la oportunidad de revivir momentos importantes en la historia. Aunque con ciertas limitaciones propias de un estudio independiente con poco presupuesto y fallos visuales que podrían mejorar un poco, Numantia se ha ganado un aprobado muy merecido. No todos los días puedes aprender historia y jugar a la vez.

* Este videojuego ha sido jugado a tráves de una Playstation 4. Key concedida por la propia desarrolladora.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*